Yahir y su hijo Tristan como dos gotas de agua

siempre ha disfrutado de estar con su primogénito, Tristan.

Desde pequeño acompañaba a su papá a sus locaciones y algunas presentaciones.

Como fue creciendo, las actividades escolares, les fueron impidiendo andar juntos para todos lados.

Luego, los amigos ya absorbian el tiempo de Tristan y fue cuando empezó con las copas de más y, se rumora que algún otro vicio.

El amor de padre nunca ha cegado a Yahir y, aunque obviamente no le gusta que su hijo de repente ande enfiestado, siempre lo ha defendido ante los medios y a él, en privado lo ha guiado.

Esta segunda paternidad de Yahir lo ha vuelto más sensible y cercano a sus dos hijos. Ha comprobado que estar al pendiente de cada palabra y paso que den, lo tiene más contento y más tranquilo.

En su cuenta de instagram el cantante, subió una selfie de él con su hijo mayor y el parecido entre ambos es sorprendente.

La nariz, la boca, la frente y las orejas son simplemente idénticas.

Ian, su pequeñín, disfrutó a su papi antier que lo llevó a la playa por primera vez en su natal Sonora.

Yahir está pleno como padre y su carreta de cantante firme. Redacción/Photoamc