Los amores de la chica dorada

Paulina Rubio, en febrero de 2013 que inició su relación con el sinaloense Gerardo Bazúa de 32 años, pensó que la estabilidad entraba a su vida.Sin embargo, cada vez son más los rumores de que al padre de su hijo le llaman la atención las mujeres menores, como unas tales Marisol y Paulina, con las que supuestamente engaña a la cantante mientras él visita a sus hijos en Culiacán.Tras este triste rumor, te presentamos un recuento de los ex amores de Pau, a quienes les ha dado todo, pero ha terminado por dejarlos, por no comportarse a la altura.

RICARDO BOFFIL

El primer romance público de La chica dorada, fue el ex de Chabelli Iglesias, Ricardo Boffil. Su romance inicia en 1995 antes de que el arquitecto se separara de su ex mujer, la hija de Julio Iglesias. En su momento, se convirtió en una de las parejas más mediáticas. Sus apariciones en revistas y medios de comunicación era constantes.


En 1999 celebran una ceremonia nupcial en África para celebrar su amor, pero nunca se casaron ante un altar. 
Su relación era tan estable que comenzaron a construir su casa en Miami, bajo la batuta de Boffil que es arquitecto, pero, en 2004 dieron por finalizada su relación. Poco tiempo después, Ricardo Boffil confesaba su adicción a las drogas y, desde entonces, ha desaparecido del mundo mediático. 
 
JOSÉ MARÍA TORRE

Paulina Rubio y José María Torre se conocieron en 2004. Su relación, aunque muy breve, fue muy intensa. Ambos se veían francamente ilusionados. Este romance consiguió avivar la carrera del actor mexicano y dar a conocer su faceta de diseñador de ropa. 
En menos de un año, la pareja ya se había roto y se habló de infidelidad de ambas partes. Otra versión fue que su relación no caminaba y que cuando algo se estanca, es mejor dejarlo.
NICOLÁS VALLEJO
El empresario Nicolas Vallejo Nágero y Paulina Rubio se conocieron mucho antes de enamorarse, en 2005. 
Fue en Ibiza donde surgió el amor y durante esos dos primeros años de noviazgo se dejaron ver en todo tipo de evento público.
A ella se le veía radiante, feliz, enamorada.En 2007, se casaron en una boda paradisíaca dentro del parque ecoturístico de Xcaret, en Cancún.
Ningún paparazzi pudo lograr la exclusiva a pesar de haber rentado barcos y helicópteros para captar fotos de la boda.

A los tres años de casados, procrearon a su hijo Andrea Nicolás, tras cinco años de matrimonio, decidieron separarse. El padre del primogénito de Paulina Rubio la demandó exigiendo pensión para él, que porque por dedicarse en exclusiva a ella, él ya no pudo trabajar…
Desafortunadamente, los juzgados se la otorgaron.
GERARDO BAZÚA
La colaboración de la cantante mexicana en el programa “La Voz” de México como “coach”, no sólo refrescó su carrera, sino también llenó de alegría a su corazón.Paulina Rubio y Gerardo Bazua, entrenadora de voz y alumno, iniciaron una relación amorosa a consecuencia del trato diario para el show.
Es bien sabido que, los sinaloenses son conquistadores natos, pero también son mil amores.
Él, 19 años menor que ella, pasó de admirarla a conquistarla. Procrearon a un bello bebé al que bautizarán con el nombre de Eros.
Sin embargo, al ser tan famosa, independiente y trabajadora, es difícil saber si los hombres se le acercan por ella como mujer, o sólo los deslumbra la artista. Pues como decíamos al principio, los rumores de separación entre esta pareja, cada vez cobran mayor fuerza. Redacción/Photoamc.