Armie Hammer llegando al aeropuerto Internacional de Los Angeles