Emilio y Lili Estefan, así como Raúl de Molina revelan sus penas por ser cubanos

Emilio Estefan estuvo como invitado en el programa El Gordo y La flaca, con motivo de la muerte de Fidel Castro y contaron, su sobrina Lili y él y Raúl de Molina, tremendos sucesos que los marcaron en Cuba.

Emilio resaltó el exilio y el dolor que han pasado diferentes generaciones a causa del gobierno de Fidel. Tanta gente que perdió su libertad.

Dijo, que durante 12 años no tuvieron una arbolito de Navidad, que no celebraron esta fecha porque la familia estaba separada.

Y fue claro al decir que no celebran una muerte, lo que celebran es la libertad.

Lili Estefan, por su parte, agradeció públicamente a su tío por intentar rescatarlos de la isla, aún arriesgando su vida.

Contó que Emilio se fue en una balsa a Cuba a intentar sacarlos. Que se perdieron en el mar y Gloria Estefan tenía ocho meses de embarazo y se quedó en casa con esa angustia. No pudo sacar a sus sobrinos de Cuba en es ocasión.

Pero, no desistió; por medio de una amiga de él, le pidió al presidente de Costa Rica, que le sacaran el pasaporte  y así la pudieron liberar con su padre y hermano, pero los escondieron por dos meses en La Habana, hasta que llegó el momento de partir a los Estados Unidos.

Que su abuela, madre de Emilio Estefan, se montó en un refrigerador sobre el agua y así pudo llegar a Estados Unidos.

Lili creció sin religión y tenía sólo 3 juguetes al año. Cuando quiso casarse tuvieron que hacer todo un proceso con ella para poderla unir en matrimonio.

También narró con la voz quebrada que su madre murió en Cuba y ella jamás ha podido visitar su tumba. Pero, ahora recobra la esperanza de hacerlo.

Raúl de Molina, por su parte, contó que como su padre fue preso político por 24 años, él creció sólo con su madre.

Dijeron que era importante que la gente supiera por todo lo que han pasado ellos, que es mínimo a lo que han sufrido millones de cubanos por decenas de años. Redacción/Photoamc.