Un cumplemes desorganizado, pero con la mejor intención

En la tarde de ayer, Natalia Subtil y Sergio Mayer Mori, le compraron un pastel de chocolate a su nena Mila, quien estaba cumpliendo su primer mes de nacida.

Fue algo de corazón, pero, bastante desorganizado.

Pusieron el pastel encima de una mesita de plástico, en un lugarcito de la sala de la casa de Bárbara Mori. Había una niña más, y suponemos que era una de las hijas de Sergio Mayer papá. También estaba un niño, un joven que tocó con su guitarra Las Mañanitas cantadas en su propia versión y, quien grababa no sabía a quién tomar.

 

Entre la confusión, Mayer Mori, probaba el pastel y Natalia le decía que prendiera su velita rosa, que pusieron delante de modernas letras que decían Mila. La niña le dijo a Natalia que la bebé, ni siquiera estaba despierta. El amigo, seguía tocando y cantando las mañanitas, el niño sonreía y veía a todos. Sergio, sacó un encendedor verde y prendió la vela, mientras gritaba “¡Mila!” con el fin de despertarla. Natalia besaba a Mila con el mismo propósito, pero ella seguía dormida en medio del alboroto.

Total, que se terminó la canción y la niña no despertó, entonces “se dieron por vencidos” y dejaron de grabar.

Este clip, en donde todo mundo luce vestidos de manera  bastante informal, pues hasta Sergio está de pants con chamarra de osito, con todo y orejitas, lo compartió Natalia en su cuenta personal de Instagram. Redacción/Photoamc.